Capta el parecido con Reilly ¿Para qué usar el método Loomis?

Capta el parecido con Reilly ¿Para qué usar el método Loomis? 1

¿Te has preguntado si existe algo más allá del método Loomis? La verdad sí. De hecho existen varios métodos que nos ayudarán a construir de mejor forma nuestros retratos.
Recuerda que si te gusta este contenido puedes ser parte de esta comunidad suscribiéndote a nuestro Canal de Youtube o siguiéndonos en Instagram en la cuenta @abspencils

El dibujante Kim Jung Gi dijo lo siguiente: “No dibujes lo que ves, dibuja lo que observas”. Esta frase es una invitación a esforzarnos más que mirar y dibujar, en detenernos en analizar lo que dibujamos.

Para encontrar el parecido será necesario que puedas dedicarte a observar más y analizar. El dibujo si bien puede llegar a ser académico y exacto, es dinámico.

El dinamismo en el dibujo te permite desarrollar otro nivel de observación. No solo centrándote en la copia exacta de lo que vemos, sino en esbozar de manera fluida y gestual lo que observamos al papel.

¿Para qué usamos el método Loomis?

El método Loomis es un método de construcción básica para el desarrollo de cabezas, no necesariamente retratos. El dibujo de cabezas es simplemente desarrollar una cabeza proporcionada dinámica. No necesariamente deseamos encontrar el parecido o el alma del dibujo como en un retrato.

Este método te ayuda a desarrollar una composición más armónica de tu dibujo de retrato, pero recuerda, no una construcción necesariamente proporcionada. No todos tenemos las mismas facciones o rasgos.

Lo creado por Andrew Loomis fue una construcción básica usando figuras geométricas. El profesor George Bridgman, quien basaba todo su estudio anatómico en la construcción de figuras geométricas, fue uno de los maestros de Loomis y estas fueron las mejores bases que pudo enseñarle.

Usamos el método Loomis como una abstracción de figuras geométricas de la cabeza, no para encontrar el parecido, solo para tener una estructura básica para nuestros retratos.

Si deseamos hacer que nuestra base de construcción sea más sólida podemos comenzar a estudiar el método Reilly.

¿Por qué usamos el método Reilly?

El método Reilly a diferencia de Loomis no llegó a los libros por su autor. Frank Reilly dedicó su vida a la enseñanza directa, no a la escritura. Pero sus láminas quedarán para la posteridad.

Capta el parecido con Reilly ¿Para qué usar el método Loomis? 2

Estas láminas que pueden verse complejas, pero no lo son si antes hemos estudiado: la anatomía del rostro, estructura Ósea, diseño de la musculatura y funciones. Teniendo ese entendimiento la abstracción de Reilly toma un sentido tremendo.

Además de llegar a un análisis mucho más profundo de la abstracción del rostro, también nos facilita el entendimiento de los planos haciéndolos mucho más detallados que Loomis.

Además, el método Reilly nos entrega el Ritmo del rostro lo que se vuelve una herramienta extra para nuestra observación como dibujantes. Reilly no solo llegó al ritmo del rostro sino también al ritmo de todo el cuerpo y pronto veremos cómo desarrollarlo.

Capta el parecido con Reilly ¿Para qué usar el método Loomis? 3Capta el parecido con Reilly ¿Para qué usar el método Loomis? 4

El entendimiento del método Reilly puede ser complicado, pero al estudiarlo paso a paso se nos hará mucho más entendible. No te tires aún a la piscina antes aprende a flotar.

Los beneficios del ritmo en nuestros dibujos

El ritmo es un termino asociado más a la música, pero para un dibujante el ritmo se refiere al dinamismo de la línea, el color o la tonalidad.

Reilly desarrollo su método en base al ritmo en base a su estudio anatómico entregándonos una gran herramienta para desarrollo de nuestros dibujos.

El ritmo es la mano que trabaja más con la mente que con el ojo, sentir algo antes que expresar su aspecto.

—Andrew Loomis

El artista y escritor Harold Speed (1872 – 1957) escribió ampliamente del ritmo en su libro “La práctica y la ciencia del dibujo”, el dijo lo siguiente hablando del ritmo:

En todo cuadro hay fundamentalmente una estructura de líneas y masas. Podrá no aparecer muy claramente y hasta quedar oculta bajo la técnica más torpe, pero siempre se la encontrará como esquema básico en cualquier pintura. Para unos, las líneas son sólo los límites de las masas; para otros, las masas no son más que espacios entre líneas; pero, cualquiera que sea la opinión que adoptemos, siempre existirán particulares cualidades análogas a las de la música, que nos impresionan tanto en las líneas y en su disposición como en los tonos y distinción de las masas. Toda la fuerza emotiva de un cuadro se deberá en gran parte a la significación rítmica de ese esquema original.

El ritmo es un tema que tocaremos con mayor profundidad, pero si deseas practicar el ritmo del rostro o de la figura humana, te aseguro que tendrás una excelente experiencia utilizando el Método Reilly.

Consejos adicionales para practicar el método Reilly

El método Reilly puede verse complicado debido a todas las líneas que tiene. Pero la realidad es que no lo es si lo practicamos varias veces. Creo que después de la cabeza 25 ya te lo aprendes de memoria.

Podrías intentar desarrollar 25 cabezas frontales usando el método Reilly en una semana. Sería un buen reto para aprenderlo.

Como la mayoría de las personas conoce Loomis, será una gran mejora añadir al aprendizaje de la construcción básica del Método Loomis el método Reilly.
Si deseas aprender el método paso a paso puedes revisar este artículo donde lo explicamos en detalle.

Cómo desarrollar el método Reilly Paso a Paso (Fontal)

También para ver la aplicación del método puedes revisar cómo desarrollo el retrato de la actriz Elle Fanning.

Te invito a probar este método, no te arrepentirás. Si tiene dudas o preguntas no olvides dejarme tu comentario.

5/5 - (1 voto)

eBook de materiales profesionales gratis

Luego de su lectura tendrás claro cuales son los mejores materiales para el dibujo profesional.

Artículos relacionados

Respuestas