Carrito

Siempre me equivoco al escribir su nombre de Andrew Loomis. Le he llamado «Loomies» en algunas ocaciones. Pero es muy importante hablar de él y conocer algo de su vida. Conocí este método Loomis cuando tenía 13 años.

Vídeo del método Loomis

Estudiar en un liceo técnico no era la elección de muchos de mis compañeros. Conocí el Liceo Industrial Chileno Alemán y vi que entre sus materias tenían dibujo técnico. Esa fue la verdad del porqué estudié Mecánica Industrial. Los 4 años de dibujo técnico.

La biblioteca era mi lugar favorito y por lo general iba ahí para dibujar y leer. Fue ahí que conocí un joven de 1 nivel más más grande y vio que dibujaba copiando con facilidad dibujos de Dragón Ball y otros mangas. Pero no era de los que creaban personajes o dibujaba desde cero.

El joven se llamaba Boris Vallejos. Me animó bastante a dibujar y me dijo: «Mira. Hace una círculo. Traza una línea en el centro. Genera una cruz. Dibuja los rasgos del rostro y listo».

En ese momento vi lo fácil que era dibujar cabezas. No tenía idea que esto que me compartieron de pequeño era un método de dibujo llamado Método Loomis.

La historia detrás del método Loomis

William Andrew Loomis (1892-1959), fue un ilustrador y profesor estadounidense, escritor de varios libros instructivos de dibujo. Luego de su muerte los método de enseñanza fueron adoptaron por una gran cantidad de dibujantes e ilustradores. Su fácil lectura y aplicación lo popularizo como un método conocido en todas partes del mundo el método Loomis.

Andrew Loomis, estudió en Art Students League de New York, donde fue alumno de George Bridgman Brant (1865-1943), un afamado profesor, escritor y pintor canadiense-norteamericano, quien fue profesor por 45 años en esta escuela, instruyendo en ese lugar a otros grandes artistas de la talla de McClelland Barclay, Edmund F. Ward y Frank J. Reilly (por nombrar algunos).

Dibujo a lápiz de Don Quijote

«En el dibujo hay que buscar o sospechar que hay más de lo que se ve casualmente».

— George Brant Bridgman (1865–1943)

The Human Machine (Dover Anatomy for Artists) es uno de los libros más populares que escribió George, el profesor de Loomis, sobre anatomía el cual se utiliza hasta hoy por profesionales y aficionados de dibujo.

Al revisar otros de sus libros de cabeza se puede notar de dónde aprendió Loomis esa forma sencilla de enseñar a dibujar.

La aparente facilidad del Método de Andrew Loomis

El método Loomis se utiliza para crear bocetos de cabezas por su facilidad de aplicación y hoy también se está utilizando para generar retratos. Pero aunque puede parecer sencillos son muchos los que les resulta tedioso y hasta complicado realizar este método.

Andrew Loomis Método Loomis

Este método se conoce como el método del círculo y la cruz; esta estructura base se divide, para así crear las proporciones del rostro, permitiendo generar un boceto, entendiendo mejor donde se encuentra cada parte, formando así un canon del rostro.

El método Loomis es un método de abstracción que permite al dibujante estructurar y construir una cabeza con formas simples, entregando volumen a través de los planos creados.

Los 6 pasos Claves para iniciar el Método Loomis

El método Loomis explicado paso a paso lo podríamos dividir en 6.

  1. Realizamos un círculo para determinar el tamaño que tendrá nuestra dibujo.
  2. Buscamos la línea media que se define desde las orejas hasta la parte superior de las cejas.
  3. Marcamos la parte más importante del rostros para este método y para el retrato. La Glabela.
  4. Luego generamos la línea central del rostro donde se formará la cruz. De la cara.
  5. Realizamos los círculos del costado de la cabeza que serían para representar el hueso temporales.
  6. Creamos las 3 divisiones de la cara. Desde el mentón a la base de nariz, desde la base de la nariz hasta la línea media y desde la línea media hasta el inicio del cabello.

Teniendo esta base podemos comenzar a definir los rasgos generales de la cara y luego los detalles más específicos.

Recomendación antes de iniciar el estudio del Método Loomis

Puede utilizarse como método para iniciar retratos, ya sea de fotografía o modelo vivo. Pero es muy importante tener en cuenta que cada persona tiene proporciones distintas. El método Loomis te servirá como base para iniciar tu boceto, pero deberás ajustarlo acorde a las características y proporciones que tenga tu modelo.

No solamente los dibujos que aparecen en el libro no servirán como guía para realizar mejores dibujos. También los consejos que desplegó a lo largo de sus libros son de mucha utilizadad para los dibujantes.

Si tuviéramos la posibilidad de pedirle a Andy Loomis que nos diera algunos consejos como dibujantes creo que podríamos tener una larga conversación.

Los 11 Consejos de Andrew Loomis

En mi lectura rescaté una gran cantidad de frases, pensando en que podrían ayudarme o ser te utilidad para algún dibujante que tiene el interés de seguir mejorando. Así que les comparto estas 11 frases de Andrew Loomis que me fueron de mucha utilidad:

  1. La «cruz» o punto donde la linea del ceño se cruza con la línea media de la cara, es el punto clave de la construcción de toda la cabeza y determina la posición del plano facial, o en el ángulo desde el cual veremos el rostro.
  2. En ningún dibujo las partes pueden ser más importante que el todo, y el todo es el conjunto de proporciones de las partes.
  3. La construcción de la cara y de la cabeza depende del establecimiento de los puntos de referencia.
  4. El Punto de vista más importante de la cabeza desde el cual se construye la cara es inmediatamente por encima del puente de la nariz, entre las cejas. Este punto permanece siempre fijo y está indicado por la línea vertical de la nariz y la perpendicular del ceño. (Glabela)
  5. Toda cabeza ha de construirse de modo que los rasgos se equilibren en la línea media.
  6. Como los dientes están ocultos por la carne del rostro, tendemos a olvidar su pronunciada curva […] Para que recuerdes la redondez de esta zona basta morder un trozo de pan y luego estudiarlo. No dibujareis nunca más labios planos.
  7. Recordad que los ojos y los pómulos están debajo de la línea de las cejas. Las orejas son paralelas a la línea de las cejas y de la nariz.
  8. Si haz ejecutado la bola, el plano y sus divisiones, no te costará mucho situar los rasgos. No obstante, es imposible colocar adecuadamente un rasgo a menos de situarlo correctamente y en armonía con las líneas de la construcción de toda la cabeza. Todo artista experimenta inconvenientes con la construcción, pero no debe desanimarse por ello.
  9. Cuando la búsqueda del conocimiento nos causa placer, la mitad de la batalla está ganada. La construcción no tiene porqué preocuparnos; se logra con la práctica.
  10. Recordad que en un dibujo los planos deben destacarse mucho más que en un cuadro, ya que tratamos con menos valores de contraste.
  11. Hablando de la Lámina 9. Os aconsejo estudiar esta página cuidadosamente para que los planos se os graben en la memoria. Son semejantes a los acordes con los que se construye la música; son fundamentales, y con ellos se puede construir cualquier cabeza.
Una lámina que Andrew Loomis aconseja aprender de memoria

Considero que este es un clásico que todo dibujante debería leer, ya que contiene una gran cantidad de consejos que podrán ayudar al dibujante principiante y también al más experimentado.

Dentro del libro rescaté también una frase que resume la metodología de Loomis.

Luego de dominar la construcción de la bola y los planos de la cara, el empleo correcto del espaciado y las líneas de construcción y la unión de los planos, habrás progresado mucho en el dibujo de cabeza. Será posible entonces descubrir gran parte de las dificultades que surjan y hacer la corrección de vuestros dibujos básicos.

Andrew Loomis

Algo que me gustó mucho al leer el libro fue la invitación siempre a seguir estudiando y practicando. Con la idea fija de que el don o talento del dibujo no puede competir con el conocimiento y la práctica.

Ningún «don» en el dibujo puede competir con un conocimiento cabal.

Andrew Loomis

Aun que en la lectura de su libro tiene muchos lugares que destacar. Creo que es importante destacar lo que el mismo autor destacó como la página principal de su libro y es la lámina 33. En ella muestra 4 dibujos los cuales muestran la construcción de una cabeza.

Lámina más importante del libro destacada por Andrew Loomis

Desde las líneas básicas con un estudio simplificado de la estructura ósea y los músculos para la construcción. El boceto previo para realizar la separación de los planos hasta llegar a la ejecución de los valores con achurados paralelos y cruzados, para un acabado final.

Andy nos invita a realizar nuestra propia lámina y colgarla en nuestro estudio para que así siempre podamos recordar la importancia del proceso de construcción del retrato.

Abraham Serey

Acerca de Abraham Serey

Mi nombre es Juan, pero mi padre se llama Juan y mi abuelo también se llamaba Juan, y bueno todos me llamaron desde pequeño Abraham. Soy Cristiano, Bautista Reformandose cada día. Desde los 4 años de edad comencé a dibujar.

Un comentario

Deja una respuesta

El PLAN definitivo para CAPTA EL PARECIDO en tus retratos
DESCÚBRELO AQUÍ

SQL requests:447. Generation time:2,917 sec. Memory consumption:170.52 mb